Los pilares de la Terapia Breve Estratègica

En este artículo me gustaría hacer una pequeña reflexión sobre qué entendemos por psicoterapia breve estratégica, pues aún a los propios profesionales que nos adscribimos a esta terapia nos cuesta a veces explicar en qué consiste este tipo de terapia. Pretendo resumir en cuatro puntos los pilares de este tipo de terapia para que podamos explicar mejor nuestro trabajo sin profundizar en demasía, pues para ello ya hay excelentes libros y artículos.

 Primer Pilar: de la terapia absoluta a la terapia eficaz

 En nuestro modelo terapéutico nos basamos en gran medida en las aportaciones filosóficas del constructivismo radical (von Foerster, von Glaserfeld, Maturana y un largo etcétera). En esta corriente se defiende de que en ningún campo del conocimiento se puede dar una explicación de la realidad como “verdadera” o “definitiva”: no existe “una” realidad, sino tantas realidades como personas e instrumentos existen en el mundo. Siguiendo a Karl Popper, ninguna teoría puede dar confirmación a sus hechos y por sus propios medios sin caer en la “no falsabilidad”; es decir, si no hay manera de que se pueda demostrar que una teoría es falsa dejamos la ciencia para meternos en el terreno de lo religioso, con todo lo que eso implica.

Así pues, los clínicos modernos no se basa en teorías irrefutables e incomprobables, sino que nos movemos en el terreno de las hipótesis que han de ser constantemente puestas en cuestión para ser corregidas y adaptadas a una realidad cambiante. Se acabó pues aquello que decía Hegel : “Si los hechos no concuerdan con la teoría, peor para los hechos”, aquí ya no somos creyentes de tal o cual corriente, sino investigadores que buscan cómo hacer mejor nuestro trabajo, sin importar si hemos de cambiar nuestras hipótesis las veces que haga falta.

Entonces, ¿qué es para nosotros la “normalidad” o “anormalidad”? Para nosotros no nos parece relevante si una persona es “cuerda” o “loca”, sino cómo esa persona es funcional dentro de sus relaciones consigo mismo, con las personas y con el mundo que nos rodea. Nos interesa que cada persona sea funcional no atendiéndonos a criterios absolutos de “normalidad” sino a criterios personales y reales, cambiantes a cada persona y contexto en la que viven: cada persona decide lo que es “normal” por ella misma, no por lo que entendamos nosotros que es “normativo”. Una vez dicho esto, nuestra terapia será funcional cuando resolvamos los problemas adaptativos de nuestros pacientes, no lo que nosotros creemos que es un problema: nos guiamos por sus criterios, no por los nuestros.

De aquí que pasamos a hablar de terapias eficaces y efectivas, que se adapten a los problemas que nos trae el cliente y que los resuelva de manera rigurosa y en el menor tiempo posible para reducir el sufrimiento de las personas que acuden a nosotros.

Segundo Pilar: el paso de la génesis a la homeóstasis de los problemas

Los seres humanos vivimos en un mundo donde constantemente nos enfrentamos a retos y dificultades que vamos resolviendo y enfrentando usando diversas estrategias y soluciones. Entonces, por que para dos personas delante de una misma situación difícil uno de ellos la patologiza y otro no? Por que cada uno de nosotros percibe la realidad de manera diferente y, por tanto, pone en práctica diferentes estrategias y soluciones para intentar resolver sus problemas.

 Entonces, lo que vemos es que la situación difícil a la que se enfrenta una persona no es el “problema”, sino que su forma de ver y su manera de reaccionar a esta situación es lo que la convierte en patológica. No solo eso, sino que muchas veces solemos aplicar la misma solución que no funciona al mismo problema o intentamos aplicar una solución que nos funcionó a otras situaciones en las que esta solución no funciona, creando un bucle de percepción y reacción al mundo rígido en la manera de ver y en la manera de actuar que provoca este malestar psicológico y un sufrimiento que nos hace acudir a un psicólogo.

Viéndolo así, es normal que los psicólogos breves estratégicos nos especialicemos en maneras de “cambiar” esta rigidez conceptual y pragmática y ayudemos a nuestros clientes a flexibilizarse para tener o crear un abanico de respuestas que les ayude a afrontar sus problemas de una manera funcional y efectiva.

En definitiva, el terapeuta breve estratégico se fija más en cómo resolver una situación difícil que se mantiene rígida y estable en el tiempo que en el análisis de las “causas profundas”, las “verdades ocultas” o las “razones” de por qué estamos en esta situación difícil y problemática.

Tercer Pilar:  de la lámpara al láser

 Una de las ideas más extendidas sobre la psicoterapia es que, al tratar problemas difíciles, complejos, dolorosos y que llevan mucho tiempo padeciendo es necesario pasar por una terapia difícil, compleja, dolorosa y que cuesta mucho tiempo (y dinero) para, al final, encontrar un “insight” que nos permita “conocer” las “causas” de nuestro mal.

 Esto es un concepto de causalidad lineal (A->B->C->D) en la que nos hemos de remontar desde D hasta A, pasando por C, B. Como he comentado antes, nuestra concepción de la psicoterapia es que los problemas son mas bien circulares, es decir, se retroalimentan entre sí formando un bucle rígido que nos impide hallar nuevas formulas para solucionar nuestros problemas. Viéndolo así, lo que necesitamos para que nuestras terapias sean eficaces y efectivas  es buscar técnicas y métodos que rompan este bucle: prescripciones directas o indirectas, paradojas, reestructuraciones, sugestiones… que provoquen un cambio en la persona. Este cambio, aunque sea pequeño, abrirá camino a otros cambios en otros aspectos de la vida del cliente, lo que denominamos el “efecto avalancha”.

Como si tratáramos de romper un diamante, enfocamos nuestros esfuerzos en un punto focal estratégicamente sensible donde un pequeño golpecito pueda romper el ciclo patológico que nos trae un cliente a terapia.

Cuarto Pilar: del cogitocentrismo al actocentrismo

 Pero, cómo es posible que, mediante pequeños cambios se logre salir de estos bucles? Por que ponemos énfasis en que primero hay que actuar para después pensar sobre lo actuado. A diferencia de otras psicoterapias que priman lo cognitivo por encima de la acción, los psicólogos breves estratégicos creemos que las acciones diarias son mucho más eficaces a la hora de originar cambios en nuestros pacientes que no mediante largas sesiones de racionalizaciones o explicaciones para después buscar el cambio. Tampoco buscaremos el “gran cambio” que “solucione” los problemas de nuestros pacientes, sino que iremos de pequeño cambio a pequeño cambio buscando el “efecto avalancha” que desbloquee el circulo vicioso de un sistema perceptivo-reactivo disfuncional.

Éstos pequeños cambios producen en la persona una percepción diferente de la realidad que hace que se pueda  re-organizar su manera de pensar y de ver su vida. Cuando se ha conseguido esto es cuando sí se puede entrar en el terreno más cognitivo para que los efectos de este pequeño y estudiado cambio se hagan conscientes y la persona pueda apropiárselos como un recurso más para vivir su vida

 A modo de conclusión y resumen, diremos que los terapeutas breves estratégicos nos centramos en buscar pequeños cambios mediante estrategias focales de intervención que desbloqueen una manera   de ver e interpretar el mundo que se mantiene rígida en el tiempo, que provoca un sufrimiento al paciente tratado, de la manera más eficaz posible y en el menor número de sesiones.

Gracias a tod@s por el tiempo dedicado y espero que os haya sido útil este pequeño artículo!

 Joan  Romera Figuerola

Psicólogo Breve Estratégico

Bibliografía:

 Nardone,G. Watzlawick P. “El Arte del Cambio”  (Barcelona, herder 1992).

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s